¿Por qué contratar un profesional si puedo hacerlo yo mismo?

¿Por qué contratar un profesional si puedo hacerlo yo mismo?

"¿Para qué contratar un profesional, si con mi cámara puedo tomar las mismas fotografías?". James Hodgins invitaba sus clientes a tomar una fotografía de aquello que querían retratar, para luego compararla con su propia versión: el cliente toma su cámara, retrata de la mejor manera posible aquello que necesita para su campaña publicitaria y luego James procede a hacer lo mismo. Los resultados, claramente, tienen diferencias abrumadoras y muestran que contratar a alguien que sepa, vale la pena. Claro que no está en la mente de James ridiculizar a sus clientes, sino en mostrarles visualmente cómo una simple fotografía puede ser un mundo de diferencia cuando se aplica el conocimiento. 

Creo que esto podría aplicarse al diseño, aunque con la fotografía es más claro y rápido.