El oficio de nombrar las cosas

El oficio de nombrar las cosas

Me ha llamado la atención este artículo que habla de Fernando Beltrán, al que define como "nombrador de cosas" y he recordado las veces que hemos creado nombres de marcas o empresas para nuestros clientes. Lamentablemente muchas veces el cliente llega con el nombra ya "puesto" y suele ser algo asó como "Fermargar" o "Princast" (perdón si existen estas marcas que desconozco)... sin darse cuenta de que un nombre oportuno puede ser el inicio de una larga historia de éxito.

Pienso que debe ser afortunado quien pueda vivir dedicándose exactamente a lo que le gusta. Unas citas:

"El nombre siempre está dentro de lo nombrado, yo sólo le quito el polvo y lo descubro".

"Un buen nombre tiene que ser breve, eufónico, universal, sugerente y sobre todo, no puede cansar, tiene que vivir durante muchos años".

"Una imagen vale más que mil palabras, pero nunca más que una palabra".