Que no se divorcien el diseño y la fabricación

Que no se divorcien el diseño y la fabricación

El diseño puede ofrecer a las empresas formas de vender sus productos por más dinero incluso reduciendo sus costes de fabricación. Pero ahora, con un déficit comercial cada vez mayor en el campo de los productos manufacturados, Estados Unidos diseña muchos productos que ya no fabrica. El director ejecutivo de Autodesk, Carl Bass, cree que eso debe cambiar.

La fabricación y el diseño de producto forman el segmento que crece más rápidamente en el negocio de Autodesk y representan del 30 al 40 por ciento de los ingresos actuales de la empresa, que mueve 2.200 millones de dólares anuales (unos 1.650 millones de euros). Ahora, esta empresa, cuya sede está en California (EE.UU.), ha empezado a vender suscripciones que permiten a sus clientes acceder a su software de creación de prototipos, simulación y modelado de procesos en la Web. Este cambio es más importante de lo que parece, permite a diseñadores e ingenieros explotar mucha más potencia de computación a la hora de probar productos.