Publicidad americana

homenaje01.jpg

Un requisito de este encargo fue que el resultado tendría que funcionar en el mercado americano, así que nos decantamos por algo radicalmente europeo por la composición y el tratamiento de la tipografía, quisimos hacerlo exento de referencias culturales locales, pero eso es imposible. 

Y ya no hablamos de Folk, sino que hasta la más mezclada sesión del más internacional de los DJs está llena de localismos, aunque sean descontextualizados. Y para rematar la metáfora, este trabajo es una mezcla de elementos propios y ajenos en una retícula prestada, tomada de uno de nuestros catálogos técnicos favoritos.