Don Orione

cameo01.jpg

Cartel y tarjeta para convocar a jóvenes a una actividad solidaria con personas discapacitadas. Con el plazo récord de una jornada y la única condición de aceptar nuestra primera propuesta, asumimos el encargo de unos impresos para publicitar un minicampo de trabajo, cuatro días para conocer la realidad de la discapacidad.

Como de costumbre, nuestro catálogo fotográfico que lo aguanta todo proveyó la foto de una persona enturbiada por alguna realidad. No pretendíamos transmitir una imagen negativa de la discapacidad, pero tampoco queríamos dar una imagen injustificadamente feliz de una realidad compleja. El cliente aceptó con agrado la primera propuesta y, tras unos pequeños ajustes, salió para impresión digital, que para la imprenta no había tiempo.